Luego del escándalo de censura, Zuckerberg lucha por velar verdadera naturaleza de Facebook

Traducido por: Javier García

Este mes Facebook estuvo bajo la mira por las acusaciones de censurar noticias de tinte conservador en la función supuestamente generada en forma automática News Feed de los usuarios de Facebook. En una entrevista con el ex-empleado Gizmodo, este afirmó que un grupo de empleados de Facebook controlan personalmente los artículos que reciben más promoción en Facebook, con una preferencia hacia medios mainstream como CNN y BBC y un rechazo contra medios alternativos como Breitbart y NewsMax1. Pese a que la empresa ha negado las acusaciones de favoritismo, el reporte ha aumentado increíblemente su importancia en las últimas semanas. No sólo los conservadores están empezando a abandonar el servicio, sino cualquiera con reparos sobre el historial agresivo de la compañía en ingeniería social. La compañía apunta totalmente a interferir con nuestras sensaciones, ¿por qué no con nuestras creencias políticas también?

Ahora la empresa encuentra esta reputación, de censura a ciertas tendencias políticas, lo suficientemente preocupante como para atacarla directamente. El CEO y fundador, Mark Zuckerberg, mantendrá una reunión con personalidades conservadoras influyentes para tratar de suavizar las cosas. Figuras como Glenn Beck y Arthur Brooks2 se reunirán, probablemente para ofrecer crítica acentuada antes de permitir que sean directamente afectados por la censura. Pero el impacto de este episodio podría ir mucho más allá de la popularidad de Facebook en los radioescuchas de Glenn Beck; es una prueba de si Facebook es controlada en beneficio de sus usuarios, o si los usuarios están controlados para el beneficio de Facebook.

Muchos han escrito sobre las diferentes maneras en que Facebook es dependiente de sus anunciantes, cómo configura nuestra visión del mundo de acuerdo a sus prioridades de negocio. Pero este escándalo no es acerca de las demandas de alguna empresa agresiva de zapatos — nadie ha sugerido que Facebook era pagado para hacerlo. Esto es principalmente el resultado de la lucha de Facebook para seguir siendo relevante, a toda costa, y su creencia de estar autorizado ilimitadamente a modificar su propio servicio experimentalmente.

Una cosa que salió en la entrevista de Gizmodo es la obsesión de Facebook por ser el dueño de noticias en tiempo real online, si hay una cosa importante que esté sucediendo, ya sea un evento deportivo, un desastre global o una elección importante, Zuckerberg quiere que sepas que puedes entrar a Facebook y automáticamente ver exactamente lo que estás buscando. Según los informes, hubo empleados que fueron amonestados si Facebook Feeds ignoraba historias que eran tendencia en sitios como Twitter, llevando hacia un retroceso natural de la plataforma al restringir sus fuentes a los medios de comunicación más grandes y prolíficos. Si debes tener la historia del día, en todos los casos, entonces proporcionalmente hay menos tiempo y espacio para dedicarlos a historias fuera del establishment mediático.

Dejando a un lado las disposiciones individuales de los empleados de Facebook, parece poco probable que exista una política general en la empresa de dar a algunos usuarios un menor nivel de compromiso y personalización, aunque ese es el efecto que estas políticas acaban teniendo. Zuckerberg no miente cuando dice que la razón por la que este tema es importante es que “llega a la base de todo lo que es Facebook… Toda herramienta que construimos está diseñada para dar a más personas una voz y unir a nuestra comunidad global”. Pero Facebook parece pensar que puede tener la soga y el cabrito, obligar a forzar la creación de una sociedad perfecta en su visión, mientras llama a esa sociedad libre.

Lo que distingue a Facebook de otras redes sociales es que no tiene ningún interés en controlar algún pequeño aspecto de tu cerebro y tu vida social, como Twitter y Snapchat, ni quiere ser una especie de eje para una comunidad pequeña, como Medium. Facebook quiere ser una plataforma en la cual se pueda construir todas las experiencias de redes sociales para todos, como Google Plus, y con los mismos problemas inherentes. El objetivo de las redes sociales es masificar las tendencias sociales que ocurren naturalmente, mientras que la idea de un imperio de mediático es llegar a decidir qué tendencias sociales ocurren naturalmente. Zuckerberg tendrá que trabajar duro para deshacer la disonancia cognitiva en ese diseño.

Por lo tanto, es necesario hacer público una percepción de sesgo cuando esta se nos aparece. En principio, debería ser más fácil para Facebook aclarar a los usuarios cómo funciona exactamente el News Feed. Como el recientemente abandonado timeline cronológico inverso de Twitter, este puso la responsabilidad de la calidad enteramente en los usuarios y, también como Twitter, esto significa que los usuarios son plenamente capaces de volver su propia experiencia en algo terrible o llena de contenido ofensivo. Algunas empresas deciden permitir ese caos por miedo a destruir su esencia, o por creencias ideológicas acerca de que es incorrecto hacerlo. Otros no. La explicación oficial de Facebook del News Feed es que “las historias que se muestran en tu News Feed son influenciadas por tus conexiones y actividad en Facebook.” Ah, así que eso es lo que las “influencia”, ¿no ve? Es bueno saberlo.

Lo que sea que pienses de Glenn Beck y otros como él, es claro que no hay una razón  real para que acepten esta disculpa, ya que realmente no es disculpa alguna. Una disculpa sería una declaración de que las cosas serán diferentes, pero en este caso el objetivo de Zuckerberg es educar a los ignorantes de cómo es Facebook, haciéndolo apropiadamente. La preocupación es básicamente que la manera en que Facebook controla el contenido de los medios de comunicación que promueve siempre conducirá a este tipo de problemas de censura, independientemente de las intenciones o habilidades del dueño de la plataforma.

Facebook parece no tener conciencia de la gravedad del problema. Piensa que tal vez contrató a algunas personas equivocadas, o que necesita actualizar un algoritmo de aprendizaje en algún lugar. Pareciera que Facebook recibió la sabiduría de poder, en principio, obligar a la gente a la libertad intelectual, manipular a la gente a empoderarse y encaminar a la gente al conocimiento.

El problema, para Facebook, es que no es bastante idealista ni bastante cínica. Si fuese cualquiera de esas dos, podría ser algo simple y puro, un detector de correlación de la actividad de un pequeño grupo de amigos seleccionados, o una jeringa intelectual para la inyección de GoodThink político y corporativo. Esta quimera a medio hacerse que estamos viendo ahora sólo seguirá generando este tipo de escándalos y Zuckerberg no puede apagar fuegos para siempre.

Artículo original: The News Express

1 Breitbart y NewsMax son dos grupos mediáticos de corte ultra conservador de origen estadounidense, están profundamente asociados al partido republicano y se los considera parte esencial de la política ultraconservadora.

2 Glenn Bleck es un presentador de noticias en radio y televisión bastante conocido en Estados Unidos, además de ser defensor de posiciones ultraconservadoras. Arthur C. Brooks es un intelectual de tendencia conservadora, Presidente del Instituto Americano de la Empresa y férreo defensor de la reducción de las funciones del Estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *