Introducción a la Impresión 3D

Por Andrea Pelaez Perez

Al hablar de impresión 3D nos viene a la cabeza un aparato complicado solo para expertos, pero si conocemos un poco más sobre ellos, podemos ver que está al alcance de todo el público. ¿Cómo funciona la impresión 3D? ¿Cómo empezar en la impresión 3D? ¿Qué es la comunidad Maker? En este artículo, daremos los conceptos básicos de todo lo que necesitas.

La impresión 3D o fabricación aditiva es la tecnología que hace posible la fabricación de objetos sin diferenciar su complejidad, permite reducir el tiempo necesario para obtener un producto sin restricción de los métodos convencionales rápidamente y a bajo consto, las libertades de esta tecnología nos permiten tocar con la mano algo que al principio solo podemos apreciar de manera digital. Hoy en día, la impresión 3D abarca muchos campos, desde la ingeniería hasta la medicina y la educación.

La comunidad Maker, es la que hizo posible que ahora tengamos esta tecnología a nuestro alcance, esta tecnología ya existía antes de su globalización, pero gracias al proyecto RepRap “replicating rapid prototyper” en 2005, al mando de Adrian Bowyer, un profesor de la universidad de Bath, doctorado de la ingeniería mecánica, esta tecnología avanzó tanto con los años. Su meta era conseguir un objeto autorreplicante que pueda llegar a cualquier parte del mundo con una inversión mínima “open source”. Cuando él se enteró del vencimiento de la patente de las impresoras 3D, creó el primer modelo, conocido como Darwin, inspirado en el creador de La Teoría de la Evolución; empezando así la evolución de las impresoras 3D, con lo cual inició la lógica comunitaria en la que se añadieron mejoras y adaptaciones, viajando por todo el mundo donde cada quien añade su granito de arena y así creando la comunidad Maker.

Impresora Darwin
Fuente: RepRap

Para incursionar en la impresión 3D se debe empezar con el diseño de la pieza que deseas plasmar en la vida real, para esto se necesita un programa CAD. Los programas gratuitos mas usados son Blender, FreeCAD, LibreCAD, el programa de paga más utilizado es SolidWorks; sobre estos programas realizamos el diseño de la pieza deseada en formato STL para posteriormente traducirlo a código G, el cual es el propio de las impresoras 3D, un ejemplo del código G es el siguiente, “G1 X95.622 Y93.385 E0.06435”, este tipo de código tiene comandos para mover el cabezal por los ejes X,Y,Z, extruir una cantidad de filamento y cambiar la temperatura, los programas que nos permiten hacer esta traducción son Repetier Host, Ultimaker Cura, Slic3r, existen muchas mas aplicaciones que nos permiten el diseño y conversión de nuestras piezas las mas utilizadas son las anteriormente mencionadas. Otra alternativa es descargar el archivo desde internet, existen varias plataformas web en las cuales los usuarios comparten sus diseños en formato STL con el resto de los usuarios,entre las más conocidas están Thingiverse, GitHub, Cults3D, de estas páginas se puede descargar modelos listos, o subir modelos propios para que la comunidad pueda mejorarlos.

Al tener nuestro archivo en código G, procedemos a elegir el material para la impresión, los más comunes y fáciles de conseguir con algunas de sus características son: PLA (facilidad de impresión, estable, no necesita cama caliente, velocidad de impresión rápida, material ecológico y reciclable, poca resistencia térmica, material frágil, sensible a la humedad), ABS (estable a altas temperaturas, conserva su tenacidad a temperaturas extremas, alta capacidad de mecanizado, resistente a ataques químicos, resistente a los impactos, dificultad media de impresión, contracción entre capas mas rápida que el PLA) PET (alta transparencia, alta resistencia a desgaste, resistencia química, resistencia a impactos, impermeable, baja absorción de humedad, levemente tóxico, no se vuelve endeble a partir de los 70ºC). 

Impresión propia

Procedemos a la impresión 3D, podemos encontrar varios sitios en los cuales la impresión se realiza en base a la cantidad de filamento que requiere o el tiempo necesario para la impresión de la pieza, o podemos adquirir nuestra propia impresora contemplando el rango de precios y la calidad de producto final, entre las más utilizadas para el uso personal están la Ender 3 pro, Artillery Sidewinder y Prusa i3.

Con esto llegamos al final, al tener la pieza impresa, si todo el proceso ha sido realizado de manera adecuada, la pieza está lista para ser utilizada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *